Para que nada nos separe, que nada nos una

Clase de comunicación. Claramente, no estábamos haciendo nada, como siempre. Y salió...

Oqei, ya volvimos de Bariloche. Se nota en cada diálogo, en cada mirada, en cada favor pedido y no cumplido, en cada cara de orto, en cada mal humor, en la ya conocida separación del curso, en la división interna, en las diferencias, y, claramente, en la imagen de nosotras dos sentadas, solas, en el fondo del aula, con papel y lápiz en mano, sin poder contener la necesidad y las ganas de escribir. Simplemente, no lo podemos creer.

Una vez de regreso en Buenos Aires, parecía que las cosas habían mejorado y lo seguirían haciendo. Pero sin ir más lejos y para que nadie se haga falsas ilusiones, hoy, nos encontramos con que fue solo una de nuestras tantas u t o p í a s .
Después del episodio de los disfraces de ayer, nuestra relación con el resto de las integrantes de nuestro grupo de amigas, se limitó a un seco y obligado "hola". Ninguna de las tres tuvo la cordial actitud de acercarse a preguntarnos "che, qué onda que están re cortadas?", ni siquiera intentaron hacerse las boludas y venir a hablarnos sobre el fin de semana, nada. Pero cómo van a preguntar algo si ya saben la respuesta? Porque la actitud que tienen es típico de alguien que tiene la famosa "cola de paja", y nunca mejor dicho.
Lo peor es que, como siempre, tienen la amabilidad de pedirnos que nos pongamos en grupo para hacer un trabajo de biología, o mejor dicho, para que les hagamos el trabajo. Se cae de maduro que NO nos parece. (demás está decir que ninguna hizo el trabajo)
La mamá de AA estaba cerca del colegio así que tuvo la brillante idea de retirarnos media hora antes de nuestra salida (media hora es media hora cuando se trata de los jueves que son eternos y que encima NO HACEMOS NADA). Y así nos fuimos las dos un rato antes, sin saludar a nadie y sin que nadie nos salude. Pero OJO! por lo menos, almorzamos todas juntas como las amigas que somos (?).

Me resisto a ceder, a dar el brazo a torcer, a agachar la cabeza, estamos hartas! Si se tiene que ir todo a la mierda, que así sea. Nosotras sabemos que nos vamos juntas, lo demás no es nada. Y si las cosas tienen que mejorar, también le vamos a dar la bienvenida, pero no va a ser por nuestro esfuerzo o intento.



1 utopias mas:

Barbie dijo...

Mm me parece que ese curso es muy parecido al mío, al igual que el grupo de amigas...
No sé cuántas son y qué anda pasando pero... MESES! todo se limita a meses... para mí un par más por pajera, tal vez para ustedes sólo 3...
así que dont worry...

De chusma, con qué empresa se fueron a Barilocheee?

Ah y disculpen que caiga acá sin siquiera conocerlas, chusmeando blogs voy encontrando similitudes a mi vida y paso reguularmente por ellos :)